En mi anterior artículo expliqué que las selecciones (todas) me importan bien poco, más allá del espectáculo que puedan ofrecer en un campo de fútbol o en una cancha de cualquier otro deporte.
Como veo que el tema es recurrente y que la Plataforma Proseleccions Catalanes no ceja en su empeño (aquí los unos y los otros juegan a ver quién la dice o hace más gorda) y acaba de lanzar una nueva campaña de promoción, he decidido colgar el anuncio de marras. Sí, ese del que mucha gente se llena la boca (para bien o para mal) sin haberlo visto antes. Así los juicios que se emitan, al menos en este blog, lo serán con conocimiento de causa.
No sé si me ocurre sólo a mí o es que youtube está hoy espeso. Si no se ve el vídeo en el post, aquí tenéis el enlace.