Ronaldinho se ha lesionado y su período de baja se estima, más o menos, en seis semanas. No me alegro de la lesión de nadie, pero espero que esto sirva para que la gente deje de hablar de Ronnie en todas y cada una de las tertulias en las que aparece la palabra ‘Barça’. Con el brasileño oficialmente (ahora parece que sí) lesionado, espero que se deje trabajar al equipo para que se clasifique para unas semifinales de la Liga de Campeones que todos dan por hechas y para que haga lo que pueda -no espero más- en la Liga.

A todo esto, prensa, radio y blogs dan por supuesto que esta lesión significará que no veremos más a Ronaldinho con la camiseta blaugrana con el 10 a la espalda. Yo, viendo cómo está el percal, no lo tengo tan claro. ¿Y vosotros?