Se llama trastorno bipolar a un trastorno del estado de ánimo que cuenta con períodos de depresión repetitivos (fases depresivas) que se alternan con temporadas de gran euforia (fases maníacas). Su causa es un desequilibrio que hace que el afectado oscile entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta patología.

Pues sí. Parece que se acabó la Liga. Enhorabuena al campeón. ¿O no? ¡Qué va! ¡Si aún quedan doce partidos!
Pero no puede ser, con este entrenador y estos jugadores no llegaremos a ningún sitio. ¿O sí?
¿No eran estos mismos con los que babeábamos hace dos días porque iban a ponerse líderes? ¿No son los mismos que hace dos años hicieron doblete? ¡Es cierto, aún quedan muchos puntos y ya no quedan campos difíciles que visitar!
¡Da igual, quemémoslo todo! ¡Traigamos al portugués y que le haga la competencia a Schuster en chulería y mala educación! ¡Y traigamos también 14 medio-centros africanos para que corran y rompan piernas! ¿Qué es eso del toque y la posesión? ¡¡Acabemos con todo!!!
Eso sí: si por casualidad (o no por casualidad) se gana algún título, ¡subámonos todos al carro del triunfo!