Una serie de cambios laborales y un nuevo proyecto por Internet (del que informaré cuando se ponga en marcha) me obligan a echar el cierre de forma provisional a “De Penalty”.
Ya hace algún tiempo que no encuentro el tiempo necesario para actualizar el blog como me gustaría, así que -contradiciendo el gusto de los culés por el juego ofensivo y alegre- me veo obligado a recurrir al más puro y antiguo catenaccio.
Como he hecho siempre, seguiré pasando por los blogs habituales para conocer la visión de sus autores y dejar en ellos mi opinión, pero “De Penalty” no se actualizará hasta que pueda sacar la cabeza y el caos que tengo en mente se ordene. Espero que sea pronto.
Gracias a todos por vuestras visitas y vuestros comentarios.
Juan Carlos.