Hace unas semanas publiqué una serie de textos que hablaban sobre el fútbol en Palestina. Dejé pendiente el trabajo que he realizado acerca de Israel, aunque avancé una parte con la publicación de la entrevista a Dudu Aouate.
Aquí os dejo la segunda entrega, una entrevista con Uri Savir, Presidente del Centro Peres por la Paz, una entidad que trabaja para lograr la pacificación de la región con diferentes tipos de iniciativas, algunas de ellas relacionadas con el deporte.

La entrevista la realicé hace algún tiempo, de manera que algunas de sus respuestas pueden parecer hoy, tras los bombardeos de Gaza por parte de Israel, ‘caducadas’. En cualquier caso, Savir es una voz autorizada para hablar de la situación de ambos países, puesto que fue uno de los impulsores de los Acuerdos de Oslo de 1993, que dieron lugar a la creación de la Autoridad Nacional Palestina.

Habrá una tercera y última parte, un reportaje largo relacionado con algo que el propio Savir dice en la entrevista, pero eso será en los próximos días.


Uri Savir, Presidente del Centro Peres por la Paz

“La solución pasa por dos estados basados en las fronteras de 1967”

Hablar de fútbol cuando la violencia que parecía haber descendido hace unos meses ha repuntado de nuevo puede parecer frívolo. Sin embargo, existen organizaciones y personas que trabajan para abrir todas las vías posibles que lleven a lograr la paz en Israel y Palestina. Una de ellas es el trabajo con los jóvenes que, en el caso del Centro Peres por la Paz, se canaliza a través del deporte. Hablamos con su presidente, Uri Savir.

¿Cómo puede el fútbol ayudar a alcanzar la paz en la región?
El fútbol es un lenguaje común y universal que lleva a la juventud a encontrarse y a jugar juntos. Somos testigos diariamente de la capacidad que tiene el deporte -y el fútbol, sobre todo- para servir de punto de encuentro en los proyectos que lleva a cabo el Centro Peres por la Paz.

¿Recibe el Centro algún tipo de ayuda económica o de otra índole por parte de los gobiernos de Israel y la Autoridad Nacional Palestina?
No. El Centro Peres por la Paz trabaja únicamente en colaboración con socios privados y escuelas.

¿Y de otras instituciones como los clubes europeos, la Unión Europea o las ONGs?
El proyecto YaLa del Centro Peres por la Paz tiene acuerdos de colaboración con algunas instituciones, como el Fútbol Club Barcelona. Ese trabajo conjunto nos ha permitido enviar expediciones formadas por jóvenes israelíes y palestinos a Barcelona, donde no sólo han podido ver algunos partidos en el Camp Nou, sino también conocer cómo funciona el club y convivir varios días fuera de su ciudad de origen.

Han pasado diez años desde que se puso en marcha el programa Twinned Peace Soccer Schools*. ¿Ha sido una experiencia positiva?
(Responde Inbal Ben Ezer, del departamento de deportes del Centro Peres por la Paz)
Ha sido una experiencia asombrosa, con un gran impacto en todas las comunidades involucradas en el proyecto. Hemos apreciado cambios en la mentalidad de los participantes, y las evaluaciones del programa demuestran su efectividad. Dado que se trata de un proyecto a largo plazo, los resultados se pueden ver ahora más que nunca, y eso nos anima a continuar con esta iniciativa.

El programa recibió un premio en 2011 otorgado por FIFPro, el sindicato de futbolistas…
Recibir un reconocimiento así por parte de una organización como FIFPro es un halago para nosotros, pero sobre todo nos ha permitido incrementar el número de niños y comunidades que participan en estas escuelas.

¿YaLa** es un ejemplo de que algo se mueve entre las nuevas generaciones de palestinos e israelíes?
Estamos convencidos de ello. El amplio apoyo recibido y la respuesta que hemos tenido entre los jóvenes de Oriente Medio nos hace pensar que las cosas están cambiando. Es más, las cosas deben cambiar porque el camino actual está haciendo que los jóvenes se den cuenta que caminamos hacia un callejón sin salida. Las nuevas generaciones palestinas e israelíes tienen una oportunidad para dejar atrás lo que experimentaron sus padres y para sentirse más próximos entre sí. Con YaLa estamos intentando jugar un papel activo en este sentido promoviendo ideas de cooperación y de trabajo conjunto.

¿Está politizado el fútbol en Israel?
Sí. Creo que el fútbol israelí está politizado hasta un cierto punto. Y lo está a causa de las raíces históricas de sus clubes, de sus orígenes.

Imagine un partido de fútbol entre las selecciones de Israel y Palestina ¿Es posible o es una utopía?
Puedo imaginarlo perfectamente, y además en un futuro no demasiado lejano. En el año 2001, yo mismo promoví la creación de una delegación conjunta de futbolistas israelíes y palestinos que jugaron en el mismo equipo frente a un combinado italiano en el Estadio Olímpico, un partido que contó con la presencia de Shimon Peres y Yasser Arafat. Pero para que ese partido entre las dos selecciones pueda celebrarse, debe haber paz no sólo entre los gobiernos, sino también entre los dos pueblos.

Usted participó en los Acuerdos de Oslo de 1993. Casi veinte años después, ¿cree que Israel y Palestina están dando los pasos correctos para resolver el conflicto?
No. Creo que ambos países deberían caminar hacia una solución de dos estados independientes basada en las fronteras de 1967.

¿Cree que en un futuro próximo será posible hablar de normalidad en la relación entre los dos países?
Sólo será posible hacerlo a partir de que se alcance un tratado de paz que venga precedido de negociaciones serias. En cualquier caso, el futuro está en manos de los jóvenes de la región. Piense que un 60% de sus habitantes tiene menos de 30 años y la mayoría de ellos desea un mejor futuro económico que pasa por la paz en la zona. Desde el movimiento YaLa demostramos que el uso de herramientas como el fútbol o las redes sociales es una vía que puede ayudar a lograrlo.


*TPSS
El programa Twinned Peace Soccer Schools (Escuelas de Fútbol Hermanadas por la Paz) es una iniciativa impulsada en 2002 por el Centro Peres que utiliza el fútbol para fomentar la relación entre niños palestinos e israelíes. Entre 1.500 y 2.000 niños de Israel y Palestina participan en el proyecto, que pretende fomentar valores de paz y de coexistencia entre los jóvenes de los dos países y ayudar a cambiar los estereotipos que afectan a ambas comunidades.

Participan en esta iniciativa escuelas de las comunidades judía y árabe de Israel, por un lado, y de Cisjordania, por otro. Además del trabajo diario de cada colegio, las escuelas se reúnen periódicamente con su ‘centro hermanado’ para practicar deporte en equipos mixtos, trabajando así valores como el trabajo en grupo, la interculturalidad, la tolerancia y el respeto, la resolución de conflictos o el aprendizaje de ambos idiomas.

**YaLa
YaLa-Young Leaders es un movimiento online basado en Facebook que promueve el diálogo entre la juventud como vía para hacer de Oriente Medio un área segura y pacífica. Desde su creación, en el año 2011, YaLa se ha convertido en el más amplio movimiento de cambio actual y en una comunidad con más de 200.000 miembros que sigue creciendo.
YaLa impulsa diversos tipos de proyectos, tanto online como presenciales, que pretenden que los jóvenes líderes de las comunidades estrechen relaciones y rompan las barreras que tradicionalmente han separado a israelíes y palestinos.

En la actualidad, YaLa no sólo trabaja en el ámbito del deporte, donde tiene un acuerdo de colaboración con el FC Barcelona, sino también en áreas de formación que tienen su máximo exponente en la YaLa Academy, que pretende potenciar el uso y el conocimiento de las tecnologías de la información entre sus miembros. En enero de este mismo año, YaLa acogió la primera Conferencia Regional Online de Paz y Economía, que atrajo a más de 40.000 jóvenes y tuvo una amplia resonancia mediática.