Todo el mundo habla, y muy bien, del gol de Cambiasso frente a Serbia y Montenegro. Fue un golazo, la culminación de un gran rondo en el que los ex-yugoslavos no vieron el balón. Cuando vi el gol, me acordé de otro muy similar en cuanto a concepto: toque, toque, toque, pase y gol. Fue un gol de Overmars al Liverpool en la temporada 2001-02, con Rexach en el banquillo. Os dejo los dos para que disfrutéis de unos minutos de fútbol de toque, sin un solo pelotazo.

Argentina-Serbia y Montenegro: Gol de Cambiasso

Liverpool-F.C.Barcelona: Gol de Overmars.