tumblr_mntaljPQXf1qadfzio1_1280

Hace algo más de dos años, Roger Xuriach, César Sánchez y mi amigo Paco Ávila me enviaron un correo electrónico con una maqueta de lo que hoy es Panenka. Era un diseño preliminar, con contenidos también provisionales pero que dejaba entrever que se trataba de una publicación diferente a lo que había en España.

Me gustó el proyecto, me interesé por él y conocí a Aitor Lagunas, el padre de la criatura. Me ofrecí a colaborar y ayudar en lo posible en el lanzamiento de esa locura, y así fue como participé en el número cero -un tesoro de edición limitada- con un modesto tema que aún podrán leer en él quienes posean uno de los pocos ejemplares que se editaron.

Luego, la llegada de mi segunda hija, el tiempo que me absorbe el periodismo alimenticio (o sea, el que me da de comer) y algún que otro malentendido hicieron que me alejara de forma activa del proyecto, aunque seguí suscrito a la revista y leyéndola a ratos perdidos.

Hoy, 20 de junio, se cumplen dos años de la publicación del primer número. Debo reconocer que se acumulan en mi estantería los números atrasados y que tengo aún muchas revistas por leer, pero me alegra mucho que aquel proyecto de cuatro locos -los mencionados arriba y otros como Javi Giraldo, Toni Padilla, Chema, Vicent y otros muchos que me dejo en el tintero- haya salido adelante.

Desde este espacio semiabandonado que es mi blog, me gustaría felicitar a Panenka por estos dos años de trabajo y por haber sabido calar entre un público que quizá no exigía ese tipo de publicaciones porque no sabía que podían hacerse, del mismo modo que Maier no  paró el penalty de Panenka porque jamás imaginó que podía tirarse de ese modo…

Así que mañana, si no ocurre nada, lo haremos en persona y cerveza en mano en la fiesta que han organizado en Moritz Barcelona.

¡Salud!