Llega mañana el Stuttgart y será el momento de ver si el tan cacareado argumento de los picos de carga física y de entrenamiento es cierto o no. Tengo dudas respecto al equipo, pero no por su actitud, sino por la falta de frescura que ha demostrado en el último mes y pico.

Es cierto que la segunda parte contra el Valencia nos mostró a un Barça más dinámico, rápido y despierto, pero quiero ver si esa sensación es un espejismo o si realmente toda esa planificación física ha sido una estrategia digna de un crak de la preparación. No podemos esperar más: hay que verlo ahora. Mañana llega la hora de la verdad.

DEPENALTY, EN TWITTER

Tras unas semanas haciendo pruebas, ya se puede seguir al blog (y a su autor) a través de Twitter. Quien lo desee puede hacerlo a través de www.twitter.com/depenalty o mediante el widget que hay en la parte superior izquierda de esta misma página.