Vaya por delante que pienso que el Real Madrid tiene razón en todo el asunto de Cristiano Ronaldo y su lesión de tobillo. Y que pienso, también, que en cuanto el portugués viaje a Lisboa y le reconozcan el pie no le harán jugar.

No obstante, no puedo dejar de mencionar el doble rasero que se tiene en la prensa de Madrid, absolutamente escandalizada estos días por todo el affair.

Porque, ¿qué ocurrió cuando Iniesta viajó a Madrid -porque él sí viajó- y fue descartado para la Copa Confederaciones? ¿No se le acusó de borrarse? ¿No se tildó al Barça de no querer colaborar con la selección? ¿No se demostró luego que estuvo más de cuatro meses de baja?

La diferencia, claro está, es que no hablamos del Barça sino del Real Madrid; y tampoco de la “Roja”, sino de la selección portuguesa.Y, como leí ayer a Santiago Segurola en una de sus charlas en Marca,

Tiene razón. Cuando la patria se pone por medio es difícil la ecuanimidad. Depende de la patria de cada cuál, claro.

Pues eso. Que nos quede claro y que nadie nos pretenda dar lecciones de lo que está bien y lo que no.
Por eso, repetid conmigo:

– Jugador del Barça lesionado que no va a la selección española = mal español que se borra ungido por el nacionalismo catalán.
– Jugador del Madrid lesionado que no va a la selección de su país = país malo que roba al Madrid y juega con su patrimonio.

Estas dos premisas son tan ciertas como que Maradona y Schuster lesionaron a Goicoechea y le crucificaron de por vida (deportiva, se entiende). Son así y punto.