Cómoda victoria del Barça ante un Murcia que ha empezado bien, con las líneas muy juntas, y que ha acabado desarbolado en un segundo tiempo más que notable de los culés. Un buen modo de comenzar la serie de tres partidos en casa que seguirá frente al Sevilla y concluirá ante el Racing de Santander.
El equipo rival era débil, es cierto, y eso es lo que me hace ser prudente en mis valoraciones. Aun así, me gustaría destacar -además del evidente partidazo de Henry- lo que aporta Gudjohnsen en el centro del campo, la importancia de Eto’o arriba y la notable mejora de Márquez. Pero, sobre todo, que cuando el equipo había marcado el segundo ha ido a buscar más y se ha mostrado ambicioso. Y esa es la mejor noticia del día.
¿El punto negativo? La legión de tribuneros que salen de casa con la intención de pitar a la más mínima ocasión. Hoy ha sido en el minuto 20 de partido, cuando el equipo tocaba el balón en defensa en una jugada en la que no podía progresar por culpa de las bien colocadas filas murcianas. Por más que lo intento, no lo entiendo. Como tampoco comprendo los pitos al Zambrotta de hoy (no es el del mundial, pero hoy ha estado bien). ¿Dónde está la paciencia? ¿Hay que pitar a los 20 minutos? Eso sí, luego son los mismos que salen babeando cuando el equipo se pone las pilas y acaba goleando. Así nos va.

Aprovecho para recordaros que el lunes, a las 22:00 horas, nuevo programa de De Penalty Radio. Tertulia, entrevista con Louis (editor de La Libreta de Van Gaal) y alguna sorpresa más. Os espero.