– ¿Puede un socio del Barça tener un blog en el que verter sus opiniones acerca de la situación del club? Claro que sí. Somos muchos los socios que lo tenemos.
– ¿Puede un socio blogger del club participar en acciones como la promoción de una moción de censura a la Junta Directiva? Por supuesto. Está en su pleno derecho.
– ¿Puede un socio -blogger o no- basar esa moción en un punto que dice lo siguiente?

De todos son conocidas actuaciones públicas del Presidente Sr. Joan Laporta que constituyen un flagrante incumplimiento del artículo 11.2 de los Estatutos que imponen a todos los socios, y el Presidente lo es, la obligación de ejercer sus derechos con la dignidad y el respeto que se merecen la imagen, el buen nombre y la proyección pública de la Entidad.
Episodios como la bajada de pantalones en el aeropuerto, el altercado con el exempleado Juanjo Castillo en la calle, o con el chófer, o la ofensa pública al socio y a la Entidad con ocasión de la reciente Trobada de Penyes, o el episodio con un aficionado en las calles de Manchester, o el comportamiento en el palco de Old Trafford son ejemplos ilustrativos de este motivo.

Naturalmente, faltaría más.

Sin embargo, me asaltan más dudas cuando uno de los dos principales promotores de la moción de censura ha utilizado su blog (ahora de acceso restringido pero disponible aún a través del caché de Google) para insultar y lanzar acusaciones de todo tipo a jugadores, directivos, socios y público del Camp Nou.

Antecedentes
Oriol Giralt y Christian Castellví son los dos socios que firmaron la carta de solicitud del voto de censura contra la Junta Directiva del F.C. Barcelona. Hasta hace un par de días, el primero era el encargado de llevar la voz cantante ante los medios de comunicación, convirtiéndose en un personaje mediático de primer orden dentro del entorno culé. Pero, ¿y Castellví?
Pues no había abierto la boca en público hasta el viernes por la noche en el programa “Tu Diràs” de RAC1. Escuché la entrevista que le hicieron y me pareció de lo más normal. Hasta que un rato después, navegando por el blog de Enric Bañeres, leí que alguien identificaba la voz de Castellví con la de Moi, editor de un blog barcelonista especialmente beligerante y crítico (hasta aquí, nada que objetar) con la directiva. En el comentario de esa persona se ponía un enlace a los podcasts ‘El Gatillo’ que realiza mi amigo Csai D., así que los descargué y comprobé que Christian Castellví y Moi son la misma persona (abajo tenéis un mp3 con un montaje de ambos programas para que lo comprobéis por vosotros mismos). Sé que esa grabación no es prueba concluyente, pero he contrastado la información con otras fuentes de primera mano y la confirman al 100%. Sin duda ninguna.
¿Algún problema por eso? Ninguno, salvo que uno de los motivos -a mi entender, el principal- que se esgrime para solicitar la moción de censura es el que escribí más arriba.

Petición a los socios
El alter ego de Christian Castellví (o sea, Moi), solicitaba a los socios su confianza y su firma para someter a la Junta a la moción. A los mismos socios que, en un post del 18 de marzo de este año, definía así:

Hasta que el subnormaloide, trasnochado y borreguil público del Camp Nou no empiece a sacar pañuelos hacia el palco de presidencia, aquí nadie va a mover un puñetero dedo en aras a solucionar los incontrolados problemas que de manera vergonzante nos están hundiendo y ridiculizando.

El 10 de abril de 2008, tras al partido frente al Schalke, Moi publicó.

El cambio de Bojan por Gio no lo entendí en ése momento pero tampoco me puse a silbar ni gritar como un energúmeno. Sin duda, Bojan estaba fundido por su gran desgaste y sin duda, el 60 por ciento del público del Camp Nou son unos mal-nacidos, desgraciados y babosos.

¿Es eso tener consideración a los socios? Yo, socio culé y asistente al Estadi, en mi condición de ‘subnormaloide, trasnochado y borreguil’, creo que no.

Las malas formas
Tres días después, cuando el equipo de Rijkaard quedaba eliminado de la Copa del Rey en Mestalla, Moi escribía esto:

Las declaraciones de Rijkaard y Laporta después del encuentro me producen una mezcla de asco y verguenza. He estado a punto de ir al aeropuerto a llamarle de todo a Laporta en su cara, pero finalmente me he quedado en casa. Creo que compraré algunos sprays de pintura y dejaré mensajes en el Camp Nou y delante de casa de Cruyff, que sé dónde vive.

Curiosamente, esas pintadas aparecieron en las inmediaciones del domicilio de Cruyff. No estoy diciendo que Moi fuera el autor de las mismas (aunque él fue en primicia quien publicó las fotos de las pintadas en su blog) pero sí considero que incitar a esas actitudes no es, precisamente, mucho mejor que dar la imagen que tanto se critica de Laporta.

Filtraciones
Otro punto de la moción acusa a la directiva de filtrar a los medios de comunicación informaciones sobre la vida personal de algunos jugadores.
En su blog, el amigo Moi (amén de bautizar a Xavi como ‘el tontet de Terrassa’ o a Ronaldinho como la M10rsa, entre otros) escribe sobre Motta el 1-8-07:

No puede salir a quejarse a la rueda de prensa, a llorar como una maricona cuando él y solo él se ha quedado con el culo al aire. Es un jugador viciado, con la cabeza en otro lado, posiblemente en las mini-faldas o tetas de las camareras del Sutton, Bikini u Otto Zuttz, ¿qué sé yo? pero está claro que este mamonazo no está cuerdo, no es cabal.
Los médicos se quedan en jaque y ordenan a los técnicos que Motta no sea convocado durante unas semanas a ningún partido para evitar un posible resultado positivo en control antidoping que pudiere detectar restos de cocaína o drogas similares y le arruinen la carrera al jugador y el partido al equipo. Desde el Club se hace lo posible por tapar éste desaguisado, Rijkaard no sabe qué cara poner, recordemos que fué su gran valedor, porque Txiki ya se lo quería ventilar hacía tiempo. Pues bien, parece ser que el señor Motta o mejor dicho, Pota (por la de veces que habrá echado la ídem tras sus históricas farras y tajas nocturnas) no se ha enterado todavía de la película y exige marcharse de rositas y como si nada. Menuda cara más dura tiene éste pedazo de hijo de Satán!!

Y de Ronaldinho el 4-1-08:

Se ha convertido usted en una puta esponja aspiradora de cubatas. Sí, es usted un borracho, tiene un serio problema con la bebida. Pocos le aguatan a día de hoy un duelo en la barra de un bar, a bote pronto, Adriano Leite, Patrick Kluivert y quizás Gerard López, pero pocos más.

Apartado Laporta
El presidente (Bacó o Baconet para Castellví/Moi), verdadero objetivo de los promotores de la moción y de los que se han apuntado al carro, merece un capítulo aparte. Misteriosamente, de ayer a hoy han desaparecido los comentarios de Haloscan a los artículos del blog -os aseguro que muy duros en las formas-, pero a modo de ejemplo hemos podido recuperar éste y este otro (dedicado a todo el club) .

La moción
Muchos se han preguntado quién está detrás (si hay alguien detrás) de Oriol Giralt y su grupo. Los colegas de The Digital Garden exponían en su blog la pasada semana que sí hay alguien, y lo hacían con relaciones entre algunas formaciones políticas y gentes del entorno de la oposición. Hoy retoman el tema.

La prensa
No se escapa tampoco la prensa barcelonesa de las lindezas de Moi. Sé que eso no tiene nada que ver con la moción, pero no estaría de más que mis colegas de los medios de comunicación supieran lo que Castellví opina de ellos, especialmente tras el elogioso artículo que aparece hoy en La Vanguardia.

De Bernat Soler, de Catalunya Radio, Moi escribió en los siguientes términos el 18 de enero de 2008:

Vergüenza ajena me ha producido escuchar el programa de CAT-Radio que presenta Bernarda Soler, diplomada y con Máster por la Universidad de Bangkok, en masajes a domicilio, dispuesta a hacer un “apaño” las 24 horas del día, los 365 días del año.

Sobre Sport:

El Sport es un puto panfleto, un T.B.O. lamentable, que le hace la pelota a la directiva de turno para tratar de conseguir exclusivas de mierda, que en muchas ocasiones no se cumplen. Tienen poco criterio periodístico y creo que jamás contrastan una noticia, son los primeros en hacerse eco de cualquier tipo de rumor que surja, lo que sea, dá igual, ellos lo publican y punto.

Sobre Santi Nolla y Mundo Deportivo.

Nolla se pone en ridículo día sí, día también, se retrata, parece totalmente ido, enloquecido, embarcado en una guerra de medios que le puede, que le debería erosionar y mucho. No importa mentir, no importa falsear, no importa tergiversar noticias, opinar sesgadamente a conciencia, tratar de engañar al lector, dar dobles o triples lecturas para confundir, con tal de que el Nollarato siga su curso, es decir, sus ánsias por destronar al Baconet de la poltrona y obviamente, tratar de “colocar” después, a su adorado Sandro Rosell, al cual le dorarían la píldora hasta que él (Rosell) les deje en la estacada, que creo que es lo que pasaría finalmente. (…) Si yo fuera el Presidente del Grupo Godó, le daría una patada en todo el culo a Nolla y pondría a otro director, como a Enric Bañeres o Xavi Bosch, para darle otro aire al rotativo.

Conclusiones
Me parece perfecto que cualquier socio sea crítico con la Junta Directiva. Yo mismo no estoy de acuerdo con el modo en que la directiva se ha desenvuelto en los últimos meses. Si hay que votar la moción, votémosla. Y si hay que echar al presidente, hagámoslo. Pero sepamos también quiénes son y, sobre todo, cómo son quienes han puesto en marcha todo este tinglado.
Porque aquel dicho que reza “uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras” viene aquí como anillo al dedo. Christian Castellví no debe formar parte de un órgano tan serio e importante como la mesa de la moción de censura. ¿O sí?

Todas las citas entrecomilladas son textuales y mantienen la ortografía original.