Me acabo de conectar a Internet y me entero que Gabriel Milito se ha lesionado los ligamentos de su rodilla derecha y estará seis meses de baja. ¡Que dimita Txiki, por fichar tullidos! Y que se acabe todo esto de una puñetera vez… Me están entrando ganas hasta de que llegue la Eurocopa, y con eso está todo dicho.

El Dr. Alfonso del Corral ya tiene un segundo tanto que apuntarse. El primero, un espectacular mate en las narices de Pankrashkin en un Real Madrid-CSKA de Moscú de los años 80. El segundo, que cinco años después de su predicción, la rodilla de Milito se ha roto. A eso lo llamo yo diagnóstico precoz…

A todo esto, se acaba el segundo día sin encender un cigarrillo. Cuesta resistirse, pero como dijo Lluis Companys (que, para quien no lo sepa, además de dar nombre al Estadi Olímpic de Montjuïc fue President de la Generalitat de Catalunya),

Tornarem a sofrir, tornarem a lluitar, tornarem a vèncer!
(volveremos a sufrir, volveremos a luchar, volveremos a vencer)