No es del todo cierto que esté de vacaciones (de hecho no lo es en absoluto), pero tengo demasiado poco tiempo ahora mismo para dedicarle al blog y a quienes lo leéis.

Así que cierro el chiringuito hasta que, con la llegada del Gamper, se inicie la nueva temporada. Espero que todos disfrutéis de las vacaciones tanto como de la temporada del triplete.

¡Hasta la vuelta!