Tenía ganas de ver al Sevilla en el Camp Nou y, sobre todo, las tenía de ver cómo respondía el Barça. Ha sido un partido enorme, de los que hacen afición. Tenso, con ritmo, con goles, con pelémica… En definitiva, con todo aquello que, haciendo buena la Ley de Murphy, se podía esperar de un encuentro que no podrían ver más que unos miles (91 y pico) de privilegiados en el estadio.
Para empezar, diré que el Sevilla me ha causado una muy buena impresión. Es un equipo sólido, que sabe a qué juega y con unos jugadores que en cuanto recuperan la pelota salen como flechas al ataque. Kanouté es un futbolista tan alto y corpulento como hábil. Pese a no ser un delantero centro nato, es capaz de moverse hábilmente, de aguantar el balón para habilitar a sus compañeros y de acabar rematando las jugadas. Dani Alves es tan buen defensa como duro, a menudo en exceso. Navas no ha estado demasiado fino y Palop me ha recordado en alguna actitud al Cañizares más “querido” en todos los campos de España. En pocas palabras, el Sevilla sabe a qué juega y, al menos para mí, lo hace mejor que el Valencia y que el Real Madrid.
El problema que ha tenido hoy el equipo andaluz es que frente a sí tenía al Barcelona de las grandes ocasiones. No al Barça filigranero que marca dos goles y se dedica a gustarse, ni tampoco al equipo indolente -o falto de ritmo- de principios de cada temporada. Hoy, el equipo de Rijkaard ha sido un once serio, tácticamente bien ubicado y que me ha recordado al que ganó en Stamford Bridge o en San Siro en la pasada Liga de Campeones. Espero que siga esa misma línea en los dos próximos partidos.
NOMBRES PROPIOS
– Motta. Después de los palos que ha recibido en las últimas semanas (algunos muy merecidos), creo que es justo resaltar el gran partido que ha hecho. Ha ayudado a Xavi e Iniesta en el centro del campo, ha colaborado a subir el balón desde la defensa y ha aportado el toque justo de dureza y posicionamiento que le caracteriza. Si normalmente se le critica, hoy hay que ensalzar su trabajo.
– Ronaldinho: Era necesaria su presencia y Ronnie estuvo allí. Lanzó bien el penalty, pero de un modo magistral la falta del segundo gol. A ver si, como dicen sus compañeros, aparece cuando se le necesita. Y el equipo le necesitará en Londres y en Madrid.
– Rijkaard: Este hombre no deja de sorprenderme. Ha dejado a Deco en el banquillo y la jugada le ha salido bien. Ha puesto a Belletti en el lateral derecho y el brasileño ha provocado el penalty. Esperemos que siga tan lúcido.
– Thuram: Tendrá 35 años, pero no lo parece. No ha cometido un solo error en todo el partido. Es un muy buen fichaje y lo demuestra día a día.
– Muñiz Fernández (y, por extensión, todos los árbitros). Aunque no he visto ninguna imagen televisiva repetida, creo que se ha equivocado al anular un gol al Sevilla y al no pitar un claro penalty de Márquez en la segunda parte. En cambio, creo que el penalty a Belletti sí lo era. En cualquier caso, lo de los árbitros esta jornada es para hacérselo mirar. A ver si aprenden de una vez.
Foto: as.com