Tras el ridículo (o no) de la selección española de fútbol en Suecia, la gente anda soliviantada contra Luis Aragonés y contra el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar. Y estoy estupefacto.
RAZONES PARA QUE VILLAR DIMITA
Villar debería irse por muchos motivos. Por dedicarse a figurar en UEFA y FIFA para cobrar suculentas dietas. Por dejar de lado el fútbol base. Por estar imputado en presuntos escándalos relacionados con el dinero de la federación. Por no dar la cara. Por hacer sentir a quien le escucha vergüenza cuando dice “fúrbol”. Por ‘tejemanejear’ (con perdón por el palabro) a su antojo aprovechando el tirón del fútbol. Si me apuran, incluso por aquella bofetada que le dio a Cruyff hace más de 30 años. Por eso y por otras muchas cosas que me dejo en el tintero. Pero no entiendo a los que piden que se vaya porque la selección pierde y no da la talla. Y tampoco entiendo los insultos gratuitos, por mucha razón que se crea llevar en el fondo.
EL SELECCIONADOR ES LUIS
Villar no selecciona a los jugadores, no plantea los partidos, no hace los cambios, no convoca o desconvoca a nadie. De eso se encarga Luis Aragonés. Habrá quien diga que ha sido él quien a puesto a Aragonés en el cargo (y es cierto), pero no recuerdo a nadie que tras el 4-0 a Ucrania en el mundial de Alemania dijera: ¡Qué grande es Villar que ha fichado a Luis! Al contrario: la misma prensa que entonces encumbró a Aragonés y clamó a los cuatro vientos que “vamos a ganar el mundial” es la que se encarga ahora de crucificar al Sabio (?) de Hortaleza.
Se le puede exigir que destituya al seleccionador, pero es exagerado pedir su dimisión porque se pierdan los partidos. Ya he dicho más de una vez en este blog que no me interesan las selecciones (ninguna), pero creo que se están cargando las tintas demasiado sobre este tema.
EL NIVEL DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA
Cada vez estoy más convencido de que la selección española no tiene el nivel que todos (federación, prensa, futbolistas y aficionados) creen. Es un equipo que no da la talla y que está repleto de jugadores sobrevalorados que presuntamente deben rendir porque juegan en grandes equipos. Sí, juegan en grandes equipos, pero no son las estrellas. Las estrellas son Ronaldinho, Eto’o, Zidane, Ronaldo, Ayala… y, al menos que yo sepa, no son españoles. Guste o no, duela o no, no debe extrañarnos que la selección española pierda con Suecia porque ese es el nivel que tiene nuestro fútbol. El de Suecia, Dinamarca o Serbia, no el de Italia, Francia, Brasil o Argentina. Y no hay más.
Que se vaya Villar, sí. Pero no porque la selección no funcione.
VARIOS APUNTES
– Me hacen mucha gracia quienes dicen ahora que España perdió porque no estaba Raúl. Mucha.
– Aunque nunca me ha gustado su fútbol, estoy empezando a pensar que Javier Clemente (otro que fue linchado públicamente) ha sido el mejor seleccionador de España de los últimos treinta años.
– Lo de la prensa deportiva es vergonzoso, escandaloso, bochornoso, asqueroso y todos los demás “oso” que se os ocurran.
– No entiendo los palos a Puyol tras el partido de Estocolmo. El 5 del Barça no anda fino, pero no se le puede negar su esfuerzo (no hay más que ver quien baja a defender el segundo gol). Y le han dado palos todos, desde los fanáticos de la SER hasta el propio Aragonés. El día que no le convoquen me reiré aún más que con los que reivindican a Raúl.
– Aragonés debería irse. Duele ver a un señor de su edad recibir los palos que le dan (o los insultos de la afición).
Referencias:
Fotos: Villar, notideportes.com